sufismo islam
 

بسم الله الرحمن الرحيم ​

Por el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso,

La purificación del alma (llamado tasawwuf tazkiyya), llamado “sufismo” en Occidente, no es una corriente o un grupo particular dentro del Islam sino más bien una disciplina, tal como lo son la ciencia de la jurisprudencia (fiqh) y la ciencia de la Doctrina (aqida). 

El término en realidad importa poco, y algunos sabios contemporáneo, como el mártir Sheij al-Bouti de Siria, ha dicho que no es necesario utilizar este término porque dividen los musulmanes. Las palabras son signos y lo que importa acá es lo que está designado.    

​La ciencia de la jurisprudencia (fiqh) tiene como objetivo de realizar el Islam exteriormente, se trata de la obediencia exterior a la Ley : cumplir con los actos rituales obligatorios, alejarse de lo prohibido, conocer los detalles de los diferentes actos de adoraciones, conocer las reglas del comercio etc…

La ciencia de la Doctrina (aqida) tiene como objetivo el hacer aceptar intelectualmente la fe islámica basada sobre el razonamiento y las pruebas y no sobre el fanatismo y la ceguera por la eliminación de las dudas y la preservación de la fe islámica de las desviaciones, al respecto de Allah y sus atributos, el libre albedrío y la predestinación, el estatuto del Profeta Muhammad, la paz con él, de su Familia, de los Compañeros etc…  

La ciencia de la purificación (tasawwuf) tiene como objetivo realizar el Islam interiormente. 

La base de esta división viene de un hadiz (narración profética) muy famoso llamado el “Hadiz de Yibril” narrado por el Príncipe de los Creyentes, Umar ibn al Jatab : 

«Un día, cuando estábamos en compañía del Mensajero de Alláh (s.a.s.), se presentó ante nosotros un hombre, con vestidos de resplandeciente blancura, y cabellos intensamente negros, al que no se le veían señales de viaje (ndt : era el Ángel Gabriel), y ninguno de nosotros le conocía. Se sentó ante el Profeta (s.a.s.) , y apoyando las rodillas contra sus rodillas, y poniendo las manos encima de sus muslos, dijo:
“¡Oh Muhammad, háblame acerca del Islam!”.

El Mensajero de Alláh (s.a.s.), dijo: “El Islam es: que atestigües que no hay mas Verdad que Alláh, y que Muhammad es el Mensajero de Alláh; que observes el Salat, que pagues el Zakat; que ayunes en el mes de Ramadán, y que peregrines la Casa cuando puedas”. Dijo el hombre: «Has dicho verdad».

Entonces nos quedamos sorprendidos de que él le preguntara y después le dijera que había dicho la verdad, entonces dijo el hombre: “Háblame acerca del Imán”

Dijo: Que creas en Alláh, en sus ángeles, en sus libros, en sus mensajeros, en el día final y que creas en el decreto divino, tanto de su bien como de su mal. Dijo el hombre: «Has dicho la verdad»,
y añadió: «Háblame acerca del Ihsan»

dijo: Que adores a Allah como si lo vieras, ya que, si no le ves, el te ve.
(Sahih Muslim) (1)

Entonces podemos inferir de este hadiz que la ciencia para llegar al Islam (en este contexto, la sumisión exterior) es el la jurisprudencia islámica (fiqh), la ciencia para llegar al Iman (la fe) es la teología (aqida) y entonces la ciencia superior que tiene como objetivo de llegar a la consciencia entera y permanente de la presencia de Dios en cada instante de nuestra vida se llama sufismo en español y tasawuf en árabe (2). 

Este estado de perfección de la fe se llama Ihsan y sólo puede ser alcanzado por la conformidad con el conjunto de las ciencias exteriores y interiores.  

El camino empieza por la sumisión del cuerpo a la Ley y el conocimiento de Dios por la mente y termina entonces por la Proximidad Divina tras la purificación del alma.

El tasawuf es entonces la ciencia última del Islam y el corazón del Islam.
El Islam fue revelado en definitiva para que podamos llegar a esta posición de cercanía con Allah, tal cercanía es alcanzable por todas las criaturas si siguen el método indicado por el Corán y las enseñanzas proféticas, que han sido teorizadas por los sabios de esta disciplina.  

Es entonces necesario para llegar a esta posición de Cercanía con el Creador de purificar su ego (nafs) y entregarse totalmente a Él en todos los aspectos de nuestra vida.

No se alcanza sin esfuerzo y con facilidad, por eso se ha desarrollado una ciencia y un método para lograrlo. Es muy recomendado sino obligatorio de encontrar un profesor para hacer este trabajo pero tradicionalmente la obra mayor del Imam Al Ghazali (siglo XI), 
“La revivificación de las ciencias de la religión” ( Ihya’ Ulum al-Din)
escrita justamente para luchar contra lo que el maestro percibió como una pérdida de espiritualidad y una superficialización de la religión musulmana,
esta obra es considerada como el “maestro de quién no tiene maestro“. 

De que se trata entonces ?

Principalmente de actos de adoración suplementarios con la idea de ir más allá de lo obligatorio. Las herramientas principales son el rezo, el ayuno y el dhikr (repetición de los nombres de Allah y de frases islámicas como “subhan Allah” (Que Allah sea exaltado), “al hamdoulillah” (Que Allah sea alabado) o “la ilaha illa Allah” (No hay otras divinidades que Allah). Estas repeticiones deben ser acompañadas de profundas reflexiones sobre el significado y sobre todo lo que implican estas frases y estos atributos divinos al respecto de la Realidad (al-Haqq). 

La otra parte esencial de esta disciplina es la ética y la excelencia en el comportamiento.
Es la prueba que el Ihsan, la adoración interior y sincera, es realizada por el servidor de Allah.
La idea es que todos los defectos del comportamiento son enfermedades del corazón, como la ira, la envidia o el orgullo, son un tipo de adoración inconsciente hacia su propia persona.
Mientras existan estas enfermedades, el Tawhid, la Unificación de Allah, no está completa. 

Ser realmente monoteísta, o sea, adorar solamente a Allah sin asociados, no es algo que pasa solamente por la lengua.

El Profeta Muhammad dijo, que la paz sea con él, :

“El Asociacionismo (asociar a Dios con algo) (shirk) es más oculto (en el corazón del ser humano)​ que una hormiga negra caminando sobre una piedra negra por una noche negra sin luna” (3) 

El Profeta Muhammad, que la paz sea con él, también dijo : 

“Nadie entrará en el Paraíso si tiene un gramo de orgullo en su corazón” 

Entonces la ciencia de la purificación del ego (tasawuf o sufismo, también llamado tazkiyya)
no es algo opcional o secundario,
pero tiene una importancia capital porque el Profeta Muhammad (que la paz sea con él) dijo : 

La fe no es algo que uno puede pretender tener, la fe es la buena intención que uno tiene en el corazón y que se manifiesta a través del buen comportamiento” (4) 

El sufismo fue establecido como un método para que justamente no se pierda esta dimensión esencial del Islam y para que no olvidemos que de eso depende la salvación de nuestra alma. 

Es por eso que el Imam al-Junayd (siglo IX), uno de los más grandes maestros de esta disciplina dijo : 

“El sufismo es integralmente buen comportamiento, quién te supera en buen comportamiento, te supera en sufismo.” 

Entonces si es así porque el sufismo es tan criticado por algunos grupos en el Islam, hoy en día ?

Bueno primero hay que saber que los maestros del sufismo mismo han criticado muchísimo y de una manera muy dura los seudo-sufis hasta que el propio Imam Ghazali dijo, en el siglo 11 :
“Todas las ciencias del Islam han sido alteradas excepto el Sufismo : ha desaparecido totalmente!” 

También un otro maestro, el Imam Al-Fushunji (s.IX) de esta disciplina dijo :
“El sufismo empezó como una realidad sin nombre y se volvió un nombre sin realidad”

Eso no significaba que estos maestros abandonaron la disciplina : es imposible encontrar un solo sabio (excepto unos marginales) antes del siglo 19 que rechace el tasawwuf como disciplina islámica.
Lo que se criticaba eran los charlatanes que utilizan la “espiritualidad” para manipular las masas y acumular riquezas y poder.
Fueron llamados de manera despectiva “Los Sufis profesionales.” 

No vamos entonces a negar los abusos hechos en nombre de esta ciencia, en el pasado como en el presente, como las circunvalaciones alrededor de las tumbas de los hombres piadosos o la exageración del rol del Maestro que puede existir en algunos grupos, sin hablar a veces del menosprecio hacia la Ley religiosa.

Pero no es porque existen abusos hechos en el nombre de una disciplina que esta disciplina debe ser rechazada completamente, sabemos que existen hadices inventados y falsos, y no vamos a rechazar la ciencia del hadiz (narración profética) por eso. También existen opiniones jurídicas que fueron motivadas por la política y eso no implica que debemos rechazar la jurisprudencia islámica. 

Al contrario, es siempre importantísimo ser vigilante y afirmar la norma para corregir y mantener pura de las innovaciones detestables las diferentes ciencias islámicas. 

Entonces qué es el criterio para discriminar entre sufismo verdadero y falso ? 

El criterio es la conformidad con el Corán y la Sunna.

El Sheij Tijani, una de las figuras más importante del sufismo africano, dijo :

“Sabe que el sufismo es el respeto del orden de Allah y el alejamiento de sus prohibiciones,
exteriormente e interiormente, al respecto de lo que Le gusta a Él, no de lo que tu gusta a ti.”

Nada, ni nadie, en el Islam puede pretender hacer algo que va en contradicción contra la Palabra de Allah (el Corán) y las Enseñanzas del Profeta (la Sunna).
Es por eso que muy a menudo, los Sabios en Sufismo eran también Sabios en Jurisprudencia (fiqh), como el maestro famoso Yalal-ad-Din Ar-Rumi (4) que dijo : 

“Soy el servidor del Corán mientras estoy vivo,
Soy el polvo en el camino de Muhammad, el Elegido.

صلى الله عليه وآله وسلم

Si alguien narra algo de mi salvo eso,
No soy de el e indignado de sus palabras.”

Los enemigos del sufismo utilizan entonces textos de los Sabios anteriores contra los seudo-sufi para atacar al sufismo en su generalidad.

Un ejemplo de eso es la utilización abusiva del discurso Ibn Taymiyya, referencia absoluta para estos grupos, cuando el mismo era un gran adepto del sufismo ortodoxo y dijo en su libro “Minhaj Al Sunnah” (la vía de la Sunnah) : 

“El Imam Abu Hanifah, Imam Malik, Imam Shafi y Imam Ahmed Ibn Hanbal,
eran líderes/imames en la ciencia del hadiz, en el comentario coránico,
en sufismo (tasawuf) y en jurisprudencia islámica”  (6)

Estos sabios son los fundadores de las 4 escuelas del sunnismo, y son las más grandes referencias en el Islam. 

Ibn al Qayyim al Jawziyya, el alumno más famoso de Ibn Taymiyya, dijo en su poema “Al-Nuniyyah” :

“Los Sabios del hadiz (ahl ul Hadiz) en su totalidad, los imames de los juicios religiosos (fatwa),
la gente de las verdades de la gnosis (irfan), y los conocedores del Señor, del Profeta y de los grados de las obras según sus importancias,
eran todos sufíes (sufiya) seguidores de la Sunnah y del ejemplo profético y no eran desviados o extraviados”   

Un factor importante a mencionar que explica el rechazo del sufismo por una minoría muy activa de musulmanes, es la alteración de esta ciencia por la corriente “nueva era” (new-age) de EEUU, que intentó “desislamizar” totalmente figuras importantes del sufismo turco e iraní como Rumi o Attar.
Uno de los principales artesanos de eso fue el llamado Idris Shah, integrante de estas corrientes ocultistas y “new-age”, que escribió en 1964 el libro “Los sufíes” donde habla del sufismo como un tipo de corriente que trasciende todas las religiones, un tipo de masonería espiritual, en la cual se enseña la “gnosis universal”. Estas ideas, producto de una década de rebelión contra las instituciones y en particular contra las religiones tradicionales, popularizó mucho la noción de sufismo en Occidente pero alterando muchísimo la doctrina misma del sufismo.

Se ha atribuido falsamente entonces posiciones heterodoxas a los maestros del sufismo , y a veces hasta textos que no están en los manuscritos originales, que no eran suyos como por ejemplo la equivalencia entre todas las religiones : como los Occidentales suelen no tener un gran conocimiento del Islam interpretaron las valoraciones de Jesús, Moisés y Muhammad, que la paz sea sobre ellos, como un tipo de relativismo espiritual en el cual todas las religiones son igualmente verdaderas.
Quién conoce el Corán y la teología islámica sabe que no se puede inferir eso.  

Otro factor de rechazo es la interpretación literalista de la poesía de estos maestros.
La poesía es el lugar por excelencia de la metáfora y entonces no se puede leer de la misma manera un poema y un tratado teológico.

De ahí nace, de los adversarios modernos del Sufismo como de los orientalistas occidentales, la idea que el Sufismo defiende el panteísmo, o sea que no hay distinción entre el Creador y la criatura.

Esta idea es totalmente absurda y puede ser inferida por una lectura literalista de las propias palabras de Allah narrada por el Profeta Muhammad, que la paz sea con él :

“Quien muestre enemistad hacia un devoto Mío, Yo estaré en guerra con él. Mi servidor no se acerca a Mí con nada más amado para Mí que los deberes religiosos que le he encomendado, y se acercan continuamente a Mí realizando obras piadosas voluntarias, hasta que Yo lo amo por eso.
Cuando Yo lo amo, Yo soy sus oídos con los que oye, su vista con la que ve, su mano con la que hace y su pie con el que camina. Cuando me pide algo, Yo se lo daré, y si Me pidiera refugio, Yo se lo garantizaré.  Yo no detesto nada tanto como detesto tomar el alma de Mi servidor fiel; él detesta la muerte, y Yo detesto lastimarlo”. (8)

“Allah es la Luz de los cielos y de la tierra” (Corán, 24:35) 
 
Son obviamente metáforas, no vamos a inferir de estas palabras una aceptación de la doctrina de la encarnación en el Islam, o que la Luz es realmente de esencia divina.

Es un tema muy amplio y la ciencia del tasawwuf es tan rica en el Islam como las demás ciencias tradicionales, entonces pueden esperar más publicaciones y traducciones sobre el Sufismo en la parte “Espiritualidad” del sitio,

Y Allah Sabe más,
(wa Allahu Alem)  

Dante Ibrahim Matta

(1) Un comentario completo de este hadiz 
(2) Una video de Islam Ibn Ahmad sobre la origen del término “Sufismo” (próximamente) 
(3) Narrado por ibn Abi Hatim et citado en Taysir al-Aziz al-Hamid, p. 587
(4) Narrado por Daylami 
(5) http://www.sunnismo.com/yalal-ad-din-rumi.html
(6) “أئمة أهل الحديث، والتفسير، والتصوف، والفقه، مثل الأئمة الأربعة وأتباعهم” (vol 1, p. 172, 173) 
(7) “أهل الحديث جُيعهم وأئمة الفتوى وأهل حقائق العرفان 
العارفون بربُم ونبيهم ومراتب العمال في الرجحان
صوفية سنية نبوية ليسوا أولي شطح ولا هذيان
(8) Bukhari 6502

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>